SlideShow


Veure La Barcelona de Méndez en un mapa més gran
0

Bar del Paral·lel

«Era un bar del Paralelo y calle Nueva, bar de música sandunguera, almeja de segunda boca y pedazo de mojama arrancado de un muslo de la dueña. Bar de concurso de cante, de promesa quinceañera y salón cine porno reservado a clientes de la tercera edad. “¿Pero qué se les levanta a esos, señor Méndez?” “La memoria hijo, la memoria… Recuerdan que una vez se les levantaba”.
En aquel bar de casettes a todo meter y de cantaores que preguntaban por su carro, era fácil hablar sin que nadie te escuchase un palmo más allá».

 Las calles de nuestros padres 


0 comentarios:

Publica un comentari